Ley de Policía Municipal para la Provincia de Santa Fe

  • Expediente216.874
  • Fecha14/10/14
  • CategoríaGobierno, Seguridad, Presupuesto
Ley-de-Policia-Municipal-para-la-Provincia-de-Santa-Fe

En diciembre de 2012, se presentó el proyecto para la creación de la Policía Municipal ante la Legislatura santafesina. En sus principales puntos, propone;

POLICÍA COMPLETAMENTE NUEVA.
Se piensa en una Policía Municipal totalmente nueva, con estructuras y personal nuevos, fijando modos de ingreso, plan de estudios y escalafón propios, diferentes de los existentes a nivel provincial.

DESCENTRALIZACIÓN DE LA SEGURIDAD PÚBLICA.
La descentralización policial a partir de la conformación de las Policías Municipales presentará varias ventajas, facilitando una mayor especialización entre policías preventivas y de investigación – éstas a cargo del sistema policial provincial y/o judicial –; y permitiendo una mayor proximidad, capacidad de respuesta, conocimiento del
territorio y control sobre las problemáticas criminales en el plano local.

POLICÍA DE PREVENCIÓN.
Las Policías Municipales mejorarán las labores de vigilancia y prevención, en contraste con las grandes estructuras policiales centralizadas que destinan un mayor número de personal a tareas administrativas y burocráticas en detrimento del trabajo policial operativo. Se plantea una policía exclusiva de prevención, lo cual permite la subsistencia con las otras policías provinciales (Antidrogas, TOE, Judicial, etc). y federales.

CONTROL POLÍTICO DE LA FUERZA. INTENDENTE A CARGO DE LA POLICIA.
La Policía se encuentra bajo la dirección y organización del municipio, siendo el Intendente el “jefe”; y es quien elige el Director General de la Policía, con acuerdo del Concejo Municipal. Las políticas de seguridad son llevadas a cabo por medio del Centro de Comando y Control Policial (CECCOP), a cargo de un Director Ejecutivo nombrado por el DEM a propuesta del Director General.

NO TAREAS ADMINISTRATIVAS.
El personal policial de la Policía Municipal no puede desarrollar labores propias de administración, ni ninguna otra labor ajena o distinta de las labores de carácter policial.

FIN DE LAS COMISARIAS.
Las comisarías, el enclave territorial de la policía, debe dejar de ser el lugar central y funcionar como edificios operativos de base en los que se mantenga el recurso humano mínimo indispensable – no policial en todo aquello que no sea indispensable – para la atención ciudadana y recepción de denuncias.

AUDITORIA INTERNA Y TRIBUNAL DE DISCIPLINA.
Juzgamiento de los acusados por la Auditoría General de cometer infracciones administrativas o disciplinarias observando el debido proceso, el carácter contradictorio y el derecho de defensa.

INSTITUTO MUNICIPAL DE SELECCIÓN, FORMACION Y CAPACITACIÓN.
El ingreso a la Policía Municipal se produce previa aprobación de las pruebas de aptitud cumpliendo las condiciones físicas, psíquicas y profesionales básicas y el curso básico de formación para la seguridad preventiva local que al efecto establezca la reglamentación.

PROFESIONALIDAD Y ASCENSO MERITOCRATICO.
Carrera profesional previsible, con tiempos de duración adecuados y fijando criterios de profesionalidad mínimos y condiciones predecibles de ascenso y movilidad, de modo que no sea la pura discrecionalidad del comisario jefe de turno lo que decida el destino de cada agente de policía.

DESMILITARIZACIÓN DE LA FUERZA.
Desmilitarización organizativa y funcional en miras de la conformación de una Policía prestadora de un servicio de protección ciudadana frente al delito y frente a eventos violentos que lesionan la libertad y los derechos de las personas. Absoluta sujeción policial al ordenamiento legal y democrático.

Ver nota de opinión de Roberto sobre la policía.